metodologia
normas
monitores

En nuestro Irish Summer Camp nos olvidaremos del aprendizaje gramatical, potenciando el progreso oral a través de estímulos que van a desarrollar monitores que han sido especialmente seleccionados por sus habilidades en diversas áreas de ocio y cultura (como puede ser teatro, baile irlandés, música, astronomía, naturaleza, deportes…).

Aspiramos a que los niños se diviertan, se entusiasmen y pierdan la timidez, algo que no suele ocurrir en las escuelas. A través de actividades y juegos los participantes aprenderán inglés casi sin darse cuenta, y aumentarán su motivación por el idioma cuando regresen al colegio.

Utilización del juego como instrumento más adecuado para que los participantes tomen contacto con el medio y adquieran conocimientos y hábitos con respecto a lo que les rodea, procurando que las actividades se conviertan en experiencias agradables, amenas, dinámicas y participativas.

El entusiasmo que muestren nuestros monitores por las tareas que realizan, estimulará la curiosidad de los niños y niñas, promoviendo el diálogo y el trabajo en equipo. Esto les servirá en un futuro como experiencia para el mundo laboral.

Estableceremos grupos de edad para reunir a los niños en grupos homogéneos y reducidos, según edad, madurez y nivel de inglés, para cubrir más eficazmente sus necesidades. Para ello realizamos una prueba de nivel al campista cuando llega al campamento, será una sencilla conversación (nada de exámenes).

Los más pequeños necesitarán más mimos, supervisión, seguridad y una especial atención a sus rutinas diarias (levantarse, asearse, vestirse, organizar sus cosas). Los monitores duermen cerca de ellos, les enseñan a ser más autónomos y les atienden en todo momento. Su programa está diseñado para el desarrollo de su imaginación, creatividad y psicomotricidad.

Para los alumnos que ya hablan inglés tenemos diseñado un programa cuyo objetivo es un contacto al 100 % con el idioma para dominarlo y perfeccionarlo a través de la práctica. Cada grupo de diez niños y niñas comparten un monitor y un profesor con los que día a día viven situaciones reales en un entorno anglosajón, siguiendo un programa temático. Durante toda la jornada aprenderán inglés a través de juegos, canciones, talleres, excursiones y actividades deportivas. Tras la ducha y la cena, la jornada termina con festejos y veladas en los que los niños a buen seguro forjarán lazos de amistad que continuarán a lo largo de los años.

La lengua de comunicación va a ser siempre el inglés, pero no se preocupe, se harán excepciones para que los niños se sientan cómodos en todo momento. Por ejemplo, se pueden dar casos de niños que rehúsan hablar con sus monitores sobre problemas personales, por temor a no ser comprendidos y por la dificultad de expresarse en su nuevo idioma, y a veces echan en falta hablar en su propia lengua. Tendremos por tanto, también monitores bilingües que conocen bien la cultura de ambos países, para que en determinados momentos el niño/a se encuentre cómodo y pueda hablar en castellano. Es importante que los niños se sientan integrados en todos los aspectos.

Al finalizar cada jornada, el equipo de monitores de ISC mantendrá una reunión para comentar y analizar el transcurso de las actividades y talleres realizados en ese día, contrastando los resultados obtenidos con los objetivos previamente marcados, dando solución a las incidencias que pudieran haber surgido, y planificando a su vez, las actividades programadas para la siguiente jornada.

 

Nuestro campamento es ideal para primeras experiencias en campamentos de idiomas.

 
Aviso Legal - Contacto - Home IRISH SUMMER CAMP S.L. Pol. Ind. Las marismas C/ Calafates, 5 39740 Santoña Cantabria Tel. 942 62 66 56 - Fax. 942 681 217 Tel. de Madrid - 629 629 470
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid Tomo:28959, Folio:10 Sección:8 Hoja:M-521489 CIF: B-86232162